Nos encargaron ambientar la primera jornada de tapas de un conocido restaurante, en pleno mes de agosto... La idea era transformar una pequeña finca de frutales (puedes ver la foto previa...) en una terraza estival con estilo y acogedora...y además que el presupuesto no se disparase, por supuesto!!

Manos a la obra, mobiliario en blanco y negro, toldos vela, pantallas de papel de arroz, guirnalda de luces, focos indirectos, telas en los tonos que servirían para disimular las zonas de servicio...

Aunque en el montaje el tiempo acompañó con un día espléndido, el viento por momentos nos jugó malas pasadas, y los toldos vela nos dieron algún que otro susto...

Al final todo quedó según lo previsto, y os invitamos de nuevo a juzgar el resultado...os apetecería una tapa regada con una copa de cava en este rincón de las Rías Baixas...?

Compartir en redes...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page